domingo, 30 de diciembre de 2007

El Cinturón de Kuiper.

La aparición de algún cometa en nuestros cielos es un suceso que gusta bastante a los aficionados a la astronomía. Muchos de esos cometas provienen del llamado cinturón de Kuiper o cinturón de Whipple.

El cinturón de Kuiper es una región del Sistema Solar situada a una distancia entre 30 y 100 veces la que separa la Tierra del Sol, que contiene miles de objetos pequeños congelados que son, de hecho, cometas con órbitas elípticas que se acercan al Sol de manera periódica.

Con el descubrimiento de Plutón en 1930 por parte de Clyde W. Tombaugh el número de planetas del Sistema Solar se había incrementado a nueve, pero ¿habría más?. Si bien, muchos astrónomos se afanaron por encontrar nuevos planetas, el astrónomo Gerard Kuiper propuso algo diferente en principio como explicación a la aparición de los cometas de corto período (aquellos con menos de 200 anos en su rotación alrededor del sol). Así en 1951, Kuiper, considerado el padre de la moderna astronomía planetaria, postuló que debía existir una especie de disco de proto-cometas en el plano del sistema solar, que debería empezar pasada la órbita de Neptuno. De aquí que a estos objetos se les llame también trans-neptunianos.


Esta teoría no sería confirmada hasta la aparición en 1992 de QB1, y de otros muchos objetos que luego le han seguido. De hecho, hoy en día se tiene constancia de la existencia de una enorme población de pequeños cuerpos helados. Aunque los valores de las estimaciones son bastante variables, se calcula que existen al menos 70.000 "transneptunianos" entre las 30 y 50 unidades astronómicas, con diámetros superiores a los 100 km. Más allá de las 50 UA es posible que existan más cuerpos de este tipo, pero en todo caso están fuera del alcance de las actuales técnicas de detección. A estos objetos se les conoce también como KBOs (Kuiper Belt Objects).
La constante aparición de nuevos objetos hizo recientemente a los astrónomos reconsiderar el planteamiento de Plutón como planeta, y tomarlo como un objeto más del cinturón de Kuiper junto a otros como (Xena, Caronte, Sedna, Quaoar, Ixión...)

¿Por qué es interesante el estudio del cinturón de Kuiper?

  • Sus objetos son remanentes de las primeras fases de acreción del Sistema Solar. Su región más densa, la central, se condensó para formar los planetas gigantes gaseosos. En la región menos densa la acreción progresó lentamente, aún así se formaron pequeños cuerpos.
  • Por lo dicho anteriormente, es aceptado ampliamente que el cinturón de Kuiper es la fuente de los cometas de corto período, del mismo modo que la nube de Oort lo es para los de largo período

1 comentario:

marjorie dijo...

waooo sus articulos son muy interesantes...