domingo, 4 de mayo de 2008

¿Cómo enseñar Matemáticas?

¿Aprendiste a sumar y a restar usando las manzanas en vez de símbolos?

Según un reciente estudio la enseñanza de las mates usando ejemplos concretos puede no ser del todo positiva y puede llegar a hacer reflexionar a muchos profes sobre lo correcto o no, de usar los ejemplitos para explicar en sus clases de matemáticas.


La creencia intuitiva dice que los objetos reales ayudan a entender y aplicar los conceptos abstractos. Pero la intuición podría estar equivocada, según un estudio publicado en Science por investigadores del Centro de Ciencias Cognitivas de la Universidad de Ohio (EEUU). En él se comprobó mediante un experimento que los alumnos que aprendían mediante símbolos entendían y aplicaban mejor los conceptos aprendidos que los que lo hacían usando ejemplos concretos.
Personalmente pienso que las matemáticas requieren la comprensión de los conceptos abstractos que se van definiendo y relacionando y pretender eliminar la abstracción con ejemplitos lleva a la ausencia de comprensión. No obstante si que después de aprender la notación, los conceptos y las relaciones es importante que se pongan ejemplos que aclaren esos conceptos sobre fenómenos reales.

4 comentarios:

broken dolls dijo...

Pues yo doy clases en el San vicente de Paul y aqui no se entera nadie de na. Yo creo que las mates las habia que enseñar a cartuchazos o en el damajuana.Saludos.

broken dolls dijo...

mi maestro es un poco salvaje

risao dijo...

me gusta todo lo que pones sobre las matematicas

romudea dijo...

Opino que para enseñar matematicas, o cualquier cosa, hay que transmitir, como el que canta o baila, llegar al receptor.
Yo tuve buenisimos profesores siempre de mates, y de ciencias en general, creo que me marcaron positivamente. Lo que enseñaban lo vivian, se notaba en su mirada y daba igual lo abstracto que pudiera llegar a ser el termino en cuestión, que nos enterabamos de casi todo a la primera(siempre habia alguien que no, pero hablo en general). No basta con abrir el libro y explicarlo, hay que enganchar primero a la audiencia.
El dicho "para ser creído, primero tienes que gustar" segun mi entender, encaja a la perfeccion.
Un saludo.