domingo, 25 de abril de 2010

Alicia en el país de la maravillas.

El pasado 16 de abril de 2010, se estrenaba en España Alicia en el país de las maravillas, adaptación del famoso libro de Charles Lutwidge Dogdson, más conocido como Lewis Carroll, cuya primera edición fue publicada en 1865.

La película, tiene el aliciente de estar dirigida por Tim Burton (no podía ser otro) y cuenta con la participación (una vez más y ya van 7) de su actor talismán, Johnny Deep en el papel del sombrerero, y esto, justitifica la entrada para muchos entre los que me incluyo, dado que el universo de Alicia se adapta perfectamente al universo imaginativo de Burton. Y aunque la película ha recibido algunas críticas por no haber sido un guión escrito por Tim Burton y por convertir a Alicia en una adolescente casadera, el sentarte en tu butaca y dejarte llevar al maravilloso mundo subterráneo de Carroll bien merece la pena.

Alicia en el país de las maravillas, que tiene su origen en un cuento improvisado que Lewis Carroll le contó a su pequeña amiga Alicia Lidell y a sus dos hermanas durante un paseo en barca por el río Támesis en 1862, no se puede considerar como un cuento más, de hecho pienso que no es un cuento infantil, muchos niño@s pueden leerlo y disfrutar con las situaciones que le ocurren a Alicia y los bonitos dibujos que lo ilustran, pero seguro que no llegarán a entenderlo del todo o a saborearlo plenamente hasta que no vuelvan a releerlo cuando sean más mayores.

Para los matemáticos Alicia tiene un encanto especial, su autor, el misterioso Charles Lutwidge Dogdson, más conocido como Lewis Carroll fue diácono anglicano, lógico, fotógrafo y escritor, pero en particular matemático. La vocación matemática y lógica de Carroll se manifiesta prácticamente en cada página de Alicia y de su siguiente obra "A través del espejo". Juega con la geometría, por ejemplo, en los continuos cambios de estatura de la protagonista; con la simetría, a través de los gemelos Tararí y Tarará; incluso aborda la aritmética avanzada cuando Alicia sospecha que al caer por la madriguera ha olvidado todo lo que sabía e intenta recordar la tabla del cuatro: «Cuatro por cinco son doce, cuatro por seis son trece, y cuatro por siete...¡Ay, Dios mío! ¡Así no llegaré nunca a veinte!». La mayoría podría considerar que sus respuestas son erróneas, pero esto ilustra la multiplicación con cambio de bases -diferente a la base 10 que usamos en nuestro sistema de numeración habitual-. Los resultados de Alicia son correctos: 4 x 5 = 12 (en base 18), 4 x 6 = 13 (en base 21), incluso tiene razón al decir que nunca llegará a 20, al menos con la tabla del cuatro, ya que la única forma de obtener este resultado es multiplicando 1 x 12 (en base 6)».

Para finalizar un enlace con actividades matemáticas sobre este maravilloso cuento

2 comentarios:

Serendy dijo...

Doy gracias a los hades por encontrar y deleitar este blog. Soy un ente de ciencias que estudió letras ya que no pudo diponer de información, ni ayuda, ni apoyo (snif) y que me gano la vida en una profesión de ciencias para la que nunca estudié. En definitiva cada cosa que amo, resulta que está relacionada con las matemáticas y como ya tengo 48 años esto me mosquea. Por tanto he pensado que si poseo la mayor información y conocimiento que me sea posible atesorar, podré informar a mis dos hij@s que estudian 1º de Eso y que ell@s hagan lo que hagan, que no sea xq no sabían como hacer. Les voy contando todo lo que aprendo y me ayudo de este blog que ya considero como parte de mi misma.

Gracias, hasta el infinito (-,+).

José Luis Ruiz Fernández dijo...

Muchas gracias por tu comentario, es precioso y me llena de orgullo. Y me alegro que te guste.