jueves, 8 de abril de 2010

Alcalá la Real mira al cielo.

Mirar el cielo y perderte entre las constelaciones que lo inundan cada noche es una de las actividades más bonitas que se puede hacer. Por momentos puedes dejar volar tu imaginación y viajar a otra época, convertirte en Hipatia o en Aristarco de Samos, puedes pensar que allí, muy lejos, en el confín del universo puede haber también vida, o simplemente te puedes dejar llevar y pasar el tiempo tranquilamente.

Estoy seguro que aficionarse a la astronomía es algo fácil, pero por desgracia nuestro sistema educativo relega a la astronomía a un segundo plano, y tan sólo iniciativas personales de algún profesor inquieto permiten acercar la astronomía a nuetros escolares.

No obstante a veces uno se despierta con buenas noticias, y es que la sociedad astronómica alcalaína "Einstein" pretende firmar un convenio con el Instituto Astrofísico de Andalucía (IAA) para colocar un observatorio astronómico en un paraje conocido como "Los Llanos". Para ello miembros de la sociedad han visitado estos días El Observatorio Astronómico Hispano-Alemán de Calar Alto (CAHA). El CAHA está situado en la Sierra de Los Filabres, al norte de Almería (Andalucía, España). En él trabajan conjuntamente el Instituto Max-Planck de Astronomía de Heidelberg, Alemania, y el Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) de Granada, España.

Si al final, este proyecto se lleva a cabo, muchas de las futuras generaciones de alcalaínos seguro que se enamoran de las estrellas y miran más al cielo.

1 comentario:

María dijo...

Esperemos que así sea y muy pronto aprendamos a mirar de la manera tan bonita como lo planteas en tu artículo.